Imprimir

26/05/2020. El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, dentro de las medidas económicas extraordinarias adoptadas como consecuencia de la crisis del COVID-19, va a concertar una operación de crédito y se adhiere al Fondo de Financiación de Entidades Locales para 2020.

 

Ambos puntos fueron aprobados en la segunda sesión de Pleno que la Corporación Municipal celebra de forma telemática; el primero con la abstención de la oposición y el segundo por unanimidad de todos los grupos.

Según explicó el titular del área de Hacienda y Planificación económica, “son medidas que se toman por prudencia financiera, ya que durante el estado de alarma se han suspendido vencimientos, el pago de determinadas tasas y se ha ampliado el periodo de pago de impuestos municipales, por lo que los ingresos del Ayuntamiento en estos meses son prácticamente nulos y debe hacer frente aún a más necesidades”.

Por tanto, el objetivo es prevenir una falta de liquidez puntual que impida a la administración local seguir cumplimiento con sus obligaciones y servicios. El importe máximo de esta póliza es de 1.500.000 euros, por si fuera necesaria para atender necesidades durante los próximos doce meses.

Por su parte, el Fondo de Financiación de Entidades Locales, al que el Ayuntamiento está acogido desde 2015, supone una disminución efectiva de la carga financiera soportada por el presupuesto municipal. La refinanciación de préstamos se redistribuye en 10 anualidades, con dos años de cadencia. Es una medida que se viene realizando cada año porque supone una ayuda a la financiación y al pago a proveedores.

En el Pleno se produjo la dación de cuentas del Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP), que en el primer trimestre de 2020 es de 153,89 días. Según consta en el informe de Tesorería, se han realizado 760 pagos por un importe de 563.311,59 euros dentro del periodo de 30 días y 361 pagos por un importe de 1.173.371,78 euros fuera de ese periodo.

En la sesión también resultó aprobada la moción presentada por el Grupo Municipal Socialista para que el que el Pleno inste al Consejo de Gobierno a que cumpla el acuerdo adoptado en la Comisión de Industria de fecha 7 de Mayo de 2020 y ponga en marcha una línea de ayudas directas a trabajadores autónomos de la Región de Murcia, por importe de 1.500,00 euros para aquellos trabajadores que hayan tenido que parar toda actividad por la proclamación del estado de alarma y por un importe de 750,00 euros para los autónomos que acrediten una reducción de ingresos del 75%. Igualmente, resultaron aprobadas las mociones presentadas por el Grupo Socialista sobre las ayudas al alquiler del Plan de Vivienda de la Región de Murcia y otra que hacía referencia a la elaboración de un plan para relanzar el comercio de proximidad en la crisis del COVID. Estos dos puntos salieron adelante gracias a la abstención de los concejales del equipo de Gobierno, que no emitieron voto favorable, al no ser aceptados por los proponentes incluir en el texto enmiendas o nuevos puntos de acuerdo.