Imprimir

13/02/20. Un Bando firmado por el Alcalde de Caravaca de la Cruz recuerda a los vecinos la obligación de cumplir con las normas de convivencia básicas encaminadas al bienestar general.  Unas normas contempladas por las Ordenanzas municipales, que regulan aspectos del día a día que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

 

“Cada día se producen una serie de comportamientos incívicos o irresponsables que se traducen en una degradación de nuestro entorno y, por tanto, de la calidad de vida”, ha indicado José Francisco García, quien ha puesto como ejemplo visible el problema de la presencia en la vía pública de excrementos de animales de compañía que no son debidamente retirados por sus dueños.

Los actos vandálicos, rompiendo, dañando o ensuciando mobiliario urbano y edificios, son otro comportamiento lamentable y también costoso para las arcas municipales, que va en perjuicio del municipio, según destaca el Bando. 

“Además, se producen distintos hechos negativos, tales como arrojar basura fuera de papeleras o hacer un uso indebido de las contenedores; atentar contra el patrimonio arquitectónico e histórico; maltratar nuestro entorno natural con vertederos ilegales o dañar los parques y jardines, etcétera.”, ha añadido el Alcalde.

Con el objetivo de promover conductas responsables y respetuosas, diferentes ordenanzas municipales regulan y sancionan estas malas conductas. “Para dar a conocer o recordar el contenido de estas ordenanzas, desde el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz vamos a iniciar una campaña de concienciación e información ciudadana, con la que queremos llegar al mayor número de vecinos. Dentro de esta campaña, también hago saber que la Policía Local va a intensificar la vigilancia y control al objeto de velar por el obligado cumplimiento de la normativa municipal, imponiendo a aquellas personas que la incumplan las correspondientes sanciones económicas”, ha anunciado José Francisco García.

El Alcalde ha destacado que “el respeto, el sentido común, la toma de conciencia sobre el valor de nuestro entorno deben prevalecer siempre, siendo guía en nuestra vida diaria y objetivo a inculcar en las jóvenes generaciones”.

Por ello, ha solicitado “que seamos respetuosos con nuestros vecinos, con nuestro entorno, con el medio ambiente y con nuestra propia salud para que Caravaca de la Cruz mejore cada día y siga siendo un maravilloso lugar para vivir y visitar, del que nos sigamos sintiendo legítimamente orgullosos”.